Volvemos a viajar… por dos semanas

Siete meses después de aquel vuelo Nueva Delhi-Madrid, el que nos trajo a casa mucho antes de lo esperado, volvemos a volar. ¿Destino? Venecia. Esta vez, sin embargo, vamos con billete de vuelta, sí, y un vuelo de tan solo un par horas. Durante dos semanas recorreremos el pequeño país de Eslovenia, misma zona horaria, clima y cultura similar… Nada exótico, podríamos pensar, y, sin embargo, la excitación de sabernos de nuevo en ruta, la perspectiva de volver a preocuparnos únicamente por lo que haremos ese día o como mucho el siguiente, de enfrentarnos a pequeños retos cada día nos hace sentir de nuevo algunas de esas sensaciones que parecían olvidadas. Ese nerviosismo, esa expectación, esa ilusión sigue ahí. Al coger ese primer avión y aterrizar en un lugar desconocido sabemos que volvemos a casa, a una casa diferente, itinerante. Volvemos a viajar.

(más…)